Community Manager, ¿La profesión de moda?

Una de las profesiones más demandadas del momento y a la vez una de las más desconocidas. El Community Manager es según la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online (AERCO)  “la persona encargada y/o responsable de sostener, acrecentar y defender las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital“. Ser Community Manager requiere unas actitudes, aptitudes y habilidades y cada vez más, las empresas muestran interés por éste perfil.

Sonríe - Marcos Yudici
Sonríe – Marcos Yudici

No somos de marketing, ni de RR.PP ni la gente de atención al cliente de la empresa, tampoco somos de comunicación pero somos un poco de todos ellos y somos los responsables de la reputación online de la marca y del contacto con los clientes en los Medios Sociales.
El Community Management basa su principal aprendizaje en el día a día y en la experiencia que es la que va curtiendo al profesional de los medios sociales.  Hay unas aptitudes que son intrínsecas en el Community Manager, además de tener unos conocimientos amplios de las herramientas sociales y el web 2.0.

Para convertirte en un buen community es necesario ser un apasionado de las nuevas tecnologías, comunicar y escribir (Para eso no hace falta tener una carrera aunque no niego que ayuda…), tener conocimientos de marketing, publicidad y comunicación corporativa para entender y redirigir las estrategias de negocios y conocer el sector para el que trabajas. Por supuesto, también requiere conocimientos legales básicos como la Ley de Protección de Datos, los derechos de autor (morales, de paternidad, patrimoniales, y la propiedad intelectual) siendo consciente también de que cada herramienta empleada tiene su marco legal y de que éstos cambian constantemente y hay que actualizarse si uno no quiere tener problemas.

Por otro lado están las actitudes y habilidades y conviene hacer una diferenciación porque algunas no se pueden aprender…La principal actitud es la pasión por los medios sociales. Ser community manager requiere estar siempre disponible y vivir en conexión permanente con las comunidades que gestionas convirtiéndote en el agitador que detecta y facilita oportunidades para conectar y generar situaciones siempre desde la transparencia y el respeto.
Las habilidades pasan por ser empático, resolutivo, creativo en la dinamización de la comunidad, ser un buen conversador y tener capacidad de escucha y comprensión. Cabe destacar que otra habilidad que ha de tener un community manager es la de ser un curioso digital para investigar nuevas herramientas, procedimientos, tendencias y qué funciona o no en la red, para ayudar así a construir el futuro digital de nuestra empresa.

Los medios sociales se han afianzado como un elemento clave en la vida digital de los españoles puesto que 3 de 4 internautas españoles los utilizan. De ahí que la profesión de Community Manager no sea una moda sino una realidad que cada vez tiene más demanda en el mercado laboral.
Las empresas  no han querido desaprovechar esta herramienta que les permite conocer los gustos e intereses de sus clientes, como se relacionan con su entorno y con sus marcas favoritas y cada vez más demandan éste tipo de profesional.

En relación a éste auge se ha profesionalizado la figura del Community Manager y sin existir unos estudios oficiales sobre el tema surgen las controversias cuando se habla de gurús y/o entendidos en los medios sociales. Gracias a éste auge han surgido infinidad de cursos online y la clave no está en saber elegir el curso idóneo sino en no parar de formarse…

Hagamos oídos sordos de los que dicen que ser responsable de comunidades online es sólo una moda, sonriamos y sigamos prestigiando esta profesión demostrando nuestro valor a los empresarios día tras día.

Anuncios